News Title

VIVIR PASCUALMENTE

IMG_0958_edited.jpg
Untitled%2520design_edited_edited.png

"A la luz del Señor resucitado, nuestros sufrimientos se transfiguran. Donde había muerte ahora hay vida; donde había luto ahora hay consuelo".

Este año celebré el Triduo Pascual en mi casa y participé en las ceremonias a través de Facebook. Un mundo distinto el que nos ha tocado vivir, pero ese mundo distinto también deja mensajes de vida, de resurrección. No recuerdo el nombre del sacerdote, un jesuita, en cuya celebración participé el Jueves Santo, pero sí me impactó su mensaje cuando dijo que la resurrección del Señor nos deja 4 lecciones:

  1. Debemos vivir en acción de gracias permanente, principalmente por la vida. Mi vida, tu vida y la vida y existencia de todos los seres animales, vegetales y minerales.

  2. Primero están los demás que yo.

  3. Las personas -tú y yo- valemos por el mero hecho de existir, no importa lo que hayamos hecho o lo que vayamos a hacer, somos hijos de Dios y punto. Y eso nos da un valor inalienable.

  4. Somos una comunidad de criaturas. Como comunidad (personas, animales, plantas, seres inanimados o inertes), nos debemos cuidar mutuamente.

"...Un mundo distinto el que nos ha tocado vivir, pero ese mundo distinto también deja mensajes de vida, de resurrección".

Creo que son 4 mensajes poderosos que bien podríamos llevar a la vida y, no me queda la menor duda, transformarían el mundo de una vez por todas y para siempre.

Por otra parte, el papa Francisco, en su mensaje pascual nos pone ante dos realidades aparentemente contradictorias, pero que realmente son sucesivas y complementarias: la vida y la muerte. Jesús resucita, porque antes fue crucificado y muerto. El dolor, la tristeza, la tiniebla no triunfan nunca. Dice el Papa: “En medio de las numerosas dificultades que atravesamos, no olvidemos nunca que somos curados por las llagas de Cristo. A la luz del Señor resucitado, nuestros sufrimientos se transfiguran. Donde había muerte ahora hay vida; donde había luto ahora hay consuelo. Al abrazar la Cruz, Jesús ha dado sentido a nuestros sufrimientos. Y ahora recemos para que los efectos beneficiosos de esta curación se extiendan a todo el mundo. ¡Feliz, Santa y Serena Pascua a todos!”

"En medio de las numerosas dificultades que atravesamos, no olvidemos nunca que somos curados por las llagas de Cristo. A la luz del Señor resucitado, nuestros sufrimientos se transfiguran".

firma Kenny .png
LOGO FSA SELLO BLANCO_Mesa de trabajo 1

 Links de interés 

Suscríbete a Toñito

Calle 6 Sur No. 14-49​​

3108883 - 5556305

  • Facebook Clean
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube